El Despertar.

pesadilla2Alguien llama su nombre. Alguien le llama otra vez y llama de nuevo.

El sueño se torna confuso, la sombra invade su psique, y las primeras gotas de una ardiente demencia florecen en sus ojos. Un estremecimiento recorre su cuerpo, hay algo tras él. La noche calla de repente y el silencio inunda su alma, apuñalando su corazón como una fria daga de hielo.

Se despierta ya consciente del peligro, la muerte ha llamado a su puerta.

Se oye un gruñido, un movimiento furtivo, un peso invisible que se escurre dentro de su cama y que se dirije inevitablemente a su encuentro. Se queda inmóbil, el terror lo paraliza.

<<Hay alguien en mi cama>>

La bestia gruñe excitada tras su cabeza. Puede sentir su aliento, su calor. La criatura se acomoda en su desnuda espalda. Sus delgados y duros brazos se deslizan sobre sus costados apresándolo firmemente. Y comienza a lamerle la nuca.

<<¿Quien es? ¿Qué es?>>

Intenta relajarse, intenta pensar. Aún no se ha movido. Tal vez la criatura no sepa que él está despierto. El coraje acude a su encuentro. Lleva toda la vida preparado para este momento, esperandolo con curiosidad. Un giro repentino tomaría por sorpresa al demonio, y toda su violencia caería sobre él con un golpe demoledor.

Lo intenta, lo intenta con todas sus fuerzas, pero no es capaz de moverse ni un solo centímetro.

La bestia se percata de su esfuerzo por resistirse y gruñe amenazadora. Lo intenta de nuevo, trata de girar sobre si mismo, pero no lo consigue. Trata de golpear el rostro de la criatura con su cabeza, pero no lo consigue. Esta reacciona mordiendo su nuca. Nota que el monstruo no posee mandíbulas, su boca es un simple orificio dentado, blando y húmedo. Las afiladas agujas penetran su carne y llegan hasta las cervicales. Es incapaz de moverse, la presa es ahora mas fuerte. Ha fracasado, y la situación se torna imposible.

Debe romper las cadenas del miedo. Necesita valor. Es un guerrero, no puede rendirse a la muerte tan fácilmente. Piensa. Su espada reposa sedienta sobre la estantería, a escasos centímetros de su cabeza. Si consiguiera liberar sus brazos podría alcanzarla. Tratará de empujar, con todas sus fuerzas. La cama es estrecha y él es grande, si empuja tansolo un poco caerán de espaldas, la bestia dará con su cabeza en el suelo y él, sobre ella, tendrá su ventaja. Coraje.

Acude a su mente una canción, y su voz despierta rompiendo el silencio.

<<Trueno aterrador
las tormentas se ponen en marcha
y el dia del juicio me llama
mi alma ha sido sanada
por el poder del acero
y el sonido de la gloria…>>

Y de esta forma, el orgullo, la ira, el poder y el trueno impulsaron sus músculos. Moviendose lentamente, los dos cuerpos se asomaron unidos al vacío. Él sintió el alivio de la caída como una ola de esperanza, aplastaría violentamente a su adversario contra el frío suelo de piedra. La espada llamaba ansiosa a su dueño desde su inalcanzable reposo.

Pero eso nunca sucedió de ese modo. Sus esperanzas se truncaron al ver que la caída no era violenta sino relajada y tendida. Durante largo rato fueron cayendo livianamente los dos cuerpos, como si de una pluma se tratase, y los pocos centímetros que los separaban del suelo se hicieron eternos. La bestia demoníaca enrroscó sus brazos alrrededor de su cuello y presionó con fiereza.

Llegaron al suelo, y estando al lado de la cama, él extendió el brazo alargando la mano hacia su gladius, que impotente, no pudo ser más que el único testigo de lo que allí sucedió. Sus pulmones expulsaron su último aliento, su corazón dejó de alimentar su cerebro. La criatura siguió estrangulando a su víctima sin piedad, hasta que la penumbra se transformó en tiniebla. No hubo un último recuerdo para él, ningún ser querido apareció en sus pensamientos, ningún momento de su vida fué rememorado, ni siquiera su propio nombre acudió a su memoria. Y supo entonces que la muerte era vacía y completa.

Esta historia es real y me sucedió hace algún tiempo. Es la parálisis del sueño mas compleja que he tenido. Cuando se supone que muero en realidad me quedo dormido, y despierto al cabo de un rato alegrandome de seguir con vida. Pero yo lo viví exactamente como aquí está escrito, excepto por la canción, que en realidad es en inglés.

Manowar – Dawn of Battle.

Aquí podreis encontrar información acerca de la parálisis del sueño.

Anuncios

~ por Hexo en marzo 2, 2008.

3 comentarios to “El Despertar.”

  1. ¡Vaya! No había vuelto a escuchar nada al respecto de estos temas desde que acabé la carrera…
    Lo más parecido que he conocido en persona es a alguien con narcolepsia, pero este tipo de trastornos es bastante curioso.

    Por cierto, muy “épica” la selección musical, yo habría tirado más por algo de Helloween del Walls of Jericho :)

  2. Yo alomejor hubiese escojido otro tema, pero eso fué lo primero que me vino a la cabeza… Igualmente habría sido Manowar. Ya sabes, “the other bands play, Manowar kill”.

    Y por cierto, que carrera hiciste ? :)

  3. Psicología :)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: